Esta asignatura está pensada para abordar aspectos teóricos necesarios para el entendimiento de los procesos y mecanismos que se producen en un cuerpo superficial de agua bajo diferentes situaciones de estrés, especialmente en lo que se refiere al destino de contaminantes en las aguas. Asimismo, brinda herramientas para el profesional a la hora de realizar un estudio de impacto ambiental o plantear medidas de mitigación (toma de muestra, aplicación de técnicas de laboratorio, aplicación de índices de calidad a partir de programas computarizados, aplicación de modelos matemáticos que permiten predecir la distribución y el destino de los efluentes vertidos al agua, vinculación de los valores de los parámetros con estándares y criterios de calidad concretos que se definen para un determinado uso y su normativa aplicable, y otros). Esta asignatura contribuye a desarrollar las competencias relacionadas con la capacitación científico-técnica para el ejercicio de la profesión, en cuanto al conocimiento de las funciones de asesoría, y análisis.